En estos días sería estupendo tener momentos de relajación.

La necesidad de relajarse cuando estás estresado, agobiado, atascado…es extensible a todas las edades. Todos hemos sentido la sensación de bienestar que nos relaja y nos da energía ¿Sabes entrar en ese estado a voluntad? ¿Quieres enseñar a los niños a conseguirlo? Hoy compartimos una técnica muy sencilla para hacerla, tanto niños, adolescente o adultos.

LA TORTUGA Y LA LIEBRE

Cuento para acostar a los más peques y ayudarlos a relajarse antes de dormir. Será un precioso momento de compartir y crear vínculos.  Pincha en el dibujo

RESPIRA

Si queréis practicar durante el día o utilizar mejor una historia on line, comparto este enlace de un precioso cuento que enseña a respirar y lo podemos utilizar todos, los adolescentes también. Animo a todos a probar la técnica de la respiración para relajarnos y mantener la calma. Pincha en el Título

RECUPERA LA SERENIDAD EN UN MINUTO

Los humanos tenemos una mente maravillosa, que nos sirve para aprender, crear, inventar y recordar, pero también tiene una cara oscura: agobiarse, preocuparse, atascarse en pensamientos poco productivos o angustiosos…A menudo se compara la mente con un vaso de agua sucia. Cuando está agitada el agua se vuelve turbia, pero cuando está quieta se ve clara (Elsa Punset). El relajarnos nos ayuda a ver el agua clara. Pincha en el dibujo para ver los pasos a seguir.

BENEFICIOS DE LA RELAJACIÓN

Reduce la ansiedad. Cuando los niños están nerviosos nada sale bien, por esto, pueden reducir esta ansiedad provocada, a veces, por tantos estímulos que les rodean.

Mejoran la memoria y la concentración. A su vez, se permite que se mejore la memoria y especialmente la concentración que suele ser bastante complicada en diversas edades.

Estado de bienestar general. No solamente hacen ejercicio también a nivel mental se sienten bien y así destaca su estado de bienestar general.