Estos dos días hemos estado visitando 2 parques naturales y una casa palacio restaurada. En estas visitas pudimos conocer distintos rasgos del paisaje y cultura Lituanos:

Predominan las praderas, un gran número de lagos y el suelo arenoso producto de los depósitos que dejaron los antiguos glaciares. Lo que más nos sorprendió es que los lagos todavía estaban helados en esta época del año.

Otra cosa muy diferente son las casas de los pueblecitos; es difícil encontrar una que esté construida en piedra, predominan las de madera y techos de uralita con techos muy inclinados para favorecer el deslizamiento de la nieve acumulada. Casi todas las casas tienen su pequeño invernadero para cultivar sus verduras que es la base alimenticia, en toooooodas las comidas. Las que pudimos degustar hasta hoy empezaron por una sopa caliente (con tropezones que tanto le gustaron a nuestros alumnos) cuya base era la verdura (remolacha, zanahoria, col,…)  y de segundo una carne (generalmente pollo) con más verduras y patata. La fruta escaseaba. El plato típico es el Cepelin: patata rellena de carne bañada en una salsa de nata, champiñones, etc… A gusto del consumidor.

Si hay algo que especialmente nos sorprendió fue la muestra de bailes que nos hicieron los alumnos del colegio y que luego pudimos ampliar en una visita que hicimos a un pueblecito con un grupo de mayores (La pareja de mayor edad tenía 85 soles) que nos hicieron bailar a todos. Es sorprendente la vitalidad de la que hicieron muestra, nos embaucaron a todos, profesores y alumnos, estuvimos cerca de 2 horas bailando al son que nos marcaban.

Aquí os dejo algunas fotos y bailes del día.